Título original: Liar
Título: Mentirosa
Autora: Justine Larbalestier
Saga/Trilogía: No. Autoconclusivo.
Páginas: 319
Fecha de publicación: 2009

No mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré, no mentiré…





 Una sinopsis así te atrapa porque si, no importa que se base únicamente en la repetición de una frase, es una sinopsis que te genera una pregunta un tanto chismosa: ¿sobre qué no vas a mentir?


No sé a ustedes, pero conmigo funcionó. Eso y el hecho de que leí en un libro toda la controversia que generó su portada con la editorial y quise leerlo. Si no están al tanto, cuando a Justine le enviaron la portada de su libro en lo primero que se fijó fue que a su protagonista la habían blanqueado. Micah es descrita como una chica negra, pero quien residía en la portada no tenía precisamente ese color. Le dijeron que una chica negra en la portada no vendería tan bien como una chica blanca, a lo que su autora (aplausos para ella) se negó en rotundo, formuló quejas y muchas personas se enteraron y escribieron quejándose igualmente. Al final la editorial tuvo que cambiar la portada.

En esta ocasión conocemos a Micah, una adolescente que promete contarnos la verdad y únicamente la verdad. No mentirá, controlará sus impulsos y en todo momento será honesta. Al contarnos su historia está luchando contra sí misma pues Micah es una mentirosa compulsiva, pero no es su culpa, es un mal de familia, la misma familia que le ha heredado otra curiosa enfermedad que la hace estar siempre a la defensiva, ser poco sociable y mentir constantemente. En el instituto al que asiste no es santo de adoración, así que cuando Zach es hallado muerto la culpa recae directamente en ella, pero ¿por qué?


Me gustaría extenderme muchísimo más, pero caería en spoiler y sé que ustedes no quieren, y yo tampoco, pues no quiero arruinarles de antemano un libro que leerán próximamente (si, sé que lo van a leer). 


Como mencioné anteriormente Micah es nuestra protagonista, el libro se encuentra narrado en primera persona en pasado por ella. Nos encontramos con capítulos titulados ANTES, DESPUÉS E HISTORIA. La novela está divida en tres partes. En la primera nos habla sobre cosas que pasaron antes y después de la muerte de Zach, así como capítulos de HISTORIA en donde nos va contados detalles sobre su vida, su enfermedad o su peculiar familia. En la segunda parte profundiza sobre su enfermedad, sabremos de qué se trata, cómo ha lidiado con ella y la importancia de las mentiras con relación a la misma. La tercera parte es la mejor de todas porque empieza una especie de vaivén de mentiras y verdades que te harán sonreír como una boba, romperte la cabeza porque no sabes que es cierto y que es falso.  

Admito que el inicio de la historia es bastante lento y un poco tedioso, llega un momento en que no sabes realmente qué se propone contarte la autora y llegas a fastidiarte, pero léanme bien: ¡sigan leyendo!



La historia agarra ritmo ya en la segunda parte, pero los últimos capítulos son los mejores. Es muy juegos mentales, porque no sabes qué creer exactamente, tu mente va trabajando para hacerse una verdadera idea sobre lo que pasó, pero luego viene Micah y te dice: «No, es que esto no te lo conté como realmente era» y así vas, es hasta cierto punto gracioso como la autora juega contigo. Para este detalle fue muy acertado no tener una línea temporal continua ya que es más fácil jugar con el lector. Tengo que admitir que no se van a encontrar con personajes sorprendentes porque no es así, o por lo menos para mí, lo llamativo de esta historia reside en su trama y en como Justine es capaz de jugar contigo, pero sin ti.

Ser una mentirosa no es fácil. Para empezar, has de tener muy presente el hilo de todas tus mentiras. Recordar exactamente qué has dicho y a quién se los ha dicho. Porque esa primera mentira siempre te conduce a la siguiente.Nunca hay una sola mentira

Fue grato encontrarme con una protagonista tan peculiar. Micah desde un principio te advierte, disimuladamente te pide que no confíes en ella: «Soy una mentirosa» pero tú eres especial, así que «ahora si diré la verdad y nada más que la verdad»

Justine nos da una historia completamente original, diferente y que te va a dejar marcada, no saldrá de tu cabeza pese a que lo hayas terminado. En sus páginas encontrarás acción, misterio y muchas cosas que no harán más que sorprenderte. Justine podrá a prueba tu capacidad para confiar y juzgar a las personas, tu ingenuidad para ilusionarte y creer, para seguir pese a que te defrauden nada más empezar. La autora juega contigo y con tus sentimientos, literal. Experimentarás fascinación, enojo, sorpresa, frustración y un torrente de emociones que no harán más que confundirte.



Mentirosa fue mi libro sorpresa del 2017, un libro que disfruté, que volvería a leer y que recomendaría a cualquier persona.





  


Título original: I am not a serial killer
Título: No soy un serial killer
Autor: Dan Wells
Saga/Trilogía: 1. No soy un serial killer|2. Mr. Monster|3. No quiero matarte|
Páginas: 328

Soy adolescente. Soy embalsamador de cadáveres. Soy un sociópata, pero...NO SOY UN SERIAL KILLER.

John Wayne Cleaver tiene 15 años y sabe que es diferente. Pero no porque sólo tenga un amigo ni porque ayude a su madre en el depósito de cadáveres. John es un sociópata que reconoce en sí mismo los clásicos signos de ser un incipiente asesino en serie. Para no hacer daño a nadie, John se ha creado un conjunto rígido de reglas para controlar su naturaleza más oscura y tener una vida normal. Pero cuando empiezan a haber una cadena de horripilantes asesinatos en su ciudad, John utilizará sus conocimientos sobre los asesinos en serie para investigar quién tiene aterrorizado el vecindario. Sus pesquisas le llevarán a descubrir el asesino: su vecino. Éste no sigue el patrón de un asesino en serie porque es un ser sobrenatural que mata porque necesita órganos de otros seres para seguir viviendo. Entonces John decide que, si quiere pararlo, tendrá que romper con sus propias reglas y convertirse en asesino también.



Creo que en si la sinopsis es bastante spoiler. Es que léanla, vamos, háganlo, ¿qué les puedo contar que no hayan dejado claro la sinopsis? Lo sé, sé que hay mucho que contar, pero esta vez voy a saltarme el breve resumen que suelo hacerles sobre el libro porque ya su sinopsis lo ha hecho por mí.

La muerte suele desatar múltiples sentimientos en las personas que se encuentran alrededor de ella, un sentimiento de infinita tristeza, consternación, dolor y en muchas ocasiones negación, pero pocas veces logra desatar fascinación. Fascinación por la muerte, deseos de muerte, una necesidad casi irracional por sentir un cuerpo sin vida. Eso es exactamente lo que siente John, nuestro protagonista. Fascinación.

La historia se encuentra narrada en primera persona por John. Nos hace participes no sólo de las situaciones que hilan toda la trama del libro, sino que nos muestra sus sentimientos más arraigados, sus manías, sus pasiones, sus miedos, sus dudas y sus impulsos, sobre todo sus impulsos, y la guerra que lidia por mantenerlos a raya. Dan Wells nos deleita con una prosa ágil y minuciosa, y pese a ello no la sientes cargada, no se vuelve pesada en ningún momento. Es lóbrega, adictiva y logra mantenerte allí, expectante.


Hay algo morboso y extraordinario en lo que Dan Wells ha creado. Llega a perturbarte cuanto sabe John sobre asesinos en series y como cada detalle logra relacionarlo de una manera u otra con la muerte, su sentido del humor es negro y siempre va en esa dirección. Es turbulento y en algún momento hace que logres cuestionarte, te dices: ¡Dios, ¿qué hago yo leyendo esto?! Pero el punto está en que no puedes parar, en que sigues leyendo, o por lo menos eso me ha pasado a mí. 


Dan hizo una apuesta arriesgada, pero logró realizar algo maravilloso, es impresionante como logró capturar tales sentimientos oscuros, si se quiere, y entregárselos a un personaje que es incapaz de dejarte indiferente. Llegas a sentir cierto repudio por él, pero no puedes apartarte porque te fascina y creo que más alla de ser algo fuera de lo convencional, atrapa porque entiendes de una manera u otra la lucha que mantiene consigo mismo, esa contienda por ser más que sus pensamientos, por sobreponerse.

El miedo se trata de cosas que no puedes controlar. El futuro o la oscuridad, o alguien tratando de asesinarte. Nunca tienes miedo de ti mismo porque siempre sabes lo que vas a hacer.

Me atrajo mucho John, no lo voy a negar, me atrajo la complejidad que encierra su personaje, esa lucha interna que se gasta entre lo que piensa, siente y lo que debe realmente hacer. John no quiere convertirse en un asesino en serie, eso lo sabe, razón por la cual se creó una serie de normas para evitar tener pensamientos y actitudes sociópatas: no mirar por mucho tiempo a las personas, darles un cumplido cuando se metan con él, no maltratar a los animales ni a las personas, no iniciar un incendio, entre otras.

Me sorprendió lo disciplinado y constante que llega a ser. Sus normas son sagradas, así que hace todo lo posible por cumplirlas y no desviarse ni un pelo. Es un personaje con pensamientos muy profundos, un personaje que se cuestiona sobre el bien y el mal, a la vez que es sarcástico y literal.

Uno de los momentos que más disfruté del libro eran sus conversaciones con su psiquiatra, el doctor Neblin. Me encantaban porque no sólo intentaba entender la sociopatía de John, sino que sacaba a la persona que realmente era John más allá de todo síndrome diagnosticado. Sacaba al adolescente que únicamente tenía un amigo y una familia disfuncional; ese joven al que empezaba a gustarle una chica, pero tenía tanto miedo de hablar con ella más de lo debido para no fantasear cómo se sentiría embalsamarla, y que, pese a su diagnóstico, haría lo imposible por salvar a las personas y no convertirse en uno de los asesinos en serie que tan bien conoce.

«—Creo —dije observando su rostro para ver cómo reaccionaba —que el destino quiere que me convierta en un asesino en serie.

Enarcó la ceja, nada más. Ya os he dicho que era un tipo tranquilo.

—Bueno —dijo—, es obvio que sientes fascinación por ellos: seguramente has leído más sobre el tema que cualquier otra persona de la ciudad, incluyéndome a mí. ¿Tú quieres convertirte en un asesino en serie?

—Por supuesto que no. Lo que quiero es, específicamente, evitar serlo. Lo que pasa es que no sé qué posibilidades tengo.

—Entonces, lo que quieres evitar es... ¿qué? ¿Matar a gente?»


Algo que no me gustó de la historia fue que incluyera un personaje sobrenatural. No me mal interpreten, no le quita lo increíble a la historia, pero me hubiera gustado que lo omitiera y me hubiera dado simplemente a un asesino en serie de verdad. Hubiera sido muy impactante ver como John se enfrentaba a aquello que él cree que será en un futuro con la persona que realmente es. Honestamente me hubiera encantado y me defraudó un poco algunas escenas con el «asesino», me esperé más, aparte que había ciertas cosas que no quedaban claras en torno al asesino (en el segundo libro este detalle se resuelve, más o menos). Además, que hubo situaciones que se dieron por zanjadas muy fácil. 

Les advierto que lo más destacado que tiene la historia en cuanto a personajes es John, no se van a encontrar con un elenco de personajes que los arroyen por su personalidad, solo John y quizá el doctor Neblin. 

A veces, cuando me fijo en la gente que recorre penosamente su rutina diaria, pienso que el fuego está más vivo que nosotros: es más brillante y caliente, está más seguro de sí mismo y sabe adónde quiere ir. El fuego no se conforma; el fuego no tolera; el fuego no se las arregla para meramente para sobrevivir. El fuego hace. 

Resultado de imagen para reseña no soy un serial killer



Sin embargo, les digo que fue un libro que disfruté muchísimo y que yo, que no soy muy dada a las trilogías, apenas terminé «No soy un serial killer» tuve que irme corriendo a leer la segunda parte porque no me podía quedar con esa intriga tan grande. Es una lectura que les recomiendo, que contiene acción, suspenso y se sale de lo convencional, es una historia que logra atraparte y cautivarte por completo. 


El miedo es... algo extraño, cuando lo piensas. Las personas solo tienen miedo de otras cosas, nunca tienen miedo de ellos mismos.

Los invito a leerlo y me comenten sus conclusiones, y, si ya lo han leído, ¿qué les pareció?



   


¿No les pasa que cuando se envician con un cantante pasan días y días escuchando sólo sus canciones y musicalmente no existe nada más? Pues, estoy en uno de esos momentos, para todo lo escucho: en el baño, mientras limpio, cuando salgo a la calle, escribo o edito algo en la computadora. Sencillamente me tiene la existencia feliz, y si, en estos momentos escribo mientras escucho sus canciones.  

Pero no les vine a hablar sobre eso (que ganas no me faltan jaja), hoy quiero hablarles sobre mis retos de lectura. Sí, eso que nos proponemos a inicios de años y que pocas veces cumplimos de un todo. El año pasado me apunté en tres retos:

El Bingo literario, un reto realizado por Rapsodia Literaria, yo me propuse completar el tablón y completar la categoría de Darth Vader, pero cuatro libros me quitaron tal honor. En general no me fue mal, leí 21 libros de 25.





También me apunté al desafío de colores, el cual, si completé. No lo neguemos, quien no lo complete es porque... ¡vamos, que está bien fácil!  Consiste en leer un libro y que en su portada predominara algunos de estos colores. La idea original es de Book eater




Y al igual que en el 2016 logré completar mi reto Goodreads que fue de 50 libros.



Así que en general mis logré completar todos mis retos. Este año quiero apuntarme en muchos más, así que pueden dejarme en los comentarios algunos blogs con retos de lecturas. Pero, más allá de eso, la verdadera razón de esta entrada es que he decidido crear mi propio reto de lectura.

Admito que es una manera de presionarme a leer determinados libros, por ejemplo, desde hace como dos o tres años estoy empeñada en leer la biografía de Steve Jobs y…siempre termino postergándola (no me pregunten porqué), así como continuar las múltiples sagas que he dejado en el primer libro y aventurarme en un género que nunca he leído (libros de terror, esto es con ustedes). Pero no solo se trata de presionarme, sino de recordarme cosas que quiero leer porque sí: libros basados en hechos reales, un libro mencionado en otro libro (cosa que deberían hacer ya que puede dar buenos resultados. Me pasó con Mentirosa de Justine Larbalestier, lo leí porque lo mencionaban en otro libro, me llamó la atención y al final me encantó), un libro que se haya ganado un premio y un libro que trate un tema de actualidad capaz de hacerme reflexionar.  

La verdad me hace mucha ilusión y espero terminarlo. Si se animan a participar conmigo en este reto lo único que deben hacer es llevárselo a su blog, notificarme para saber que lo van a hacer conmigo y listo. Y si no, bueeeh…me quedo con mi reto.


¿A ustedes cómo les fue con sus retos de lectura? ¡Nos leemos, abrazos!

¡Hola, descriptores! Como siempre, deseo que se encuentren extremadamente bien, espero que hayan pasado un feliz año nuevo, que le hayan dado la bienvenida al 2018 con la mejor de las sonrisas y energías. Para este nuevo año no sólo les deseo buenas lecturas, sino un año fructífero, cargado de mucho éxito en todos los ámbitos, de corazón.

Hoy les traigo la entrada más especial a inicio de año, la lista más esperada de cada lector, si se quiere, en ella obviamente hablamos de los mejores y los peores libros que leímos en dicho año. Sin embargo, este año quise hacerla diferente, digamos que creé mi propia lista, no solo me limitaré a hablarles de los cinco mejores libros que leí, sino que lo desglosaré en varios aspectos, pues hubo ciertos detalles que hubo en otros libros que pese a no ser mis favoritos me encantaron. Así que vamos a ello.

Los mejores libros que leí en el 2017

Este año la lista encabezan cuatro libros, de los cuales tres se llevaron la máxima clasificación que son cinco estrellas.

Resultado de imagen para cartas desde la tierra libro    


Admito que me sorprendió bastante dar solo cinco estrellas a tres libros, lo que me llevo pensar que mis lecturas en general fueron regulares. De los cuatro libros pueden disfrutar de dos reseñas: El odio que das y La canción de Troya, las otras se las debo jaja.

Mejor protagonista femenino y masculino.

Debo confesar que este año conocí muy pocos personajes que lograran cautivarme de un todo, especialmente porque mis lecturas fueron más o menos. Sin embargo, puedo mencionarles a dos:
Starr, protagonista de The Hate U Give y Jamie Fraser de la saga Forastera.


  
  Imagen relacionada



Mejor libro de fantasía

En esta ocasión me quedó con una trilogía que amé con locura, que me tuvo emocionada de principio a fin y pese a no estar en mi TOP 5 de mejores lecturas, ciertamente se merece un reconocimiento porque de verdad me gustó el mundo tan mágico y extravagante que creó  A.G Howard. Si, les hablo de la trilogía Susurros, un retelling sobre Alicia en la País de las Maravillas que deberían leer.


        

Si tuviera que dar un premio a las mejores portadas, ejem... ¿ya vieron la belleza que hay en esas tres portadas? Por cierto, cada libro cuenta con su reseña, solo haz clic en la portada y listo. 

Libro con el que más me reí

Sí, creo que el libro con el que más me reí este 2017 se merece un reconocimiento, jamás en mi vida pensé que me daría tanta risa. Se trata nada más y nada menos que de: «Yo me he llevado tu queso». Darrel Bristow-Bovey escribió de forma muy graciosa la razón por la cual los manuales de autoayuda no sirven. Un libro muy ameno y que te arranca sonrisas por su sarcasmo. Como libro de autoayuda es una porquería, que no lo digo yo, su autor nos hace ver todas las razones por las que no funciona. En fin, divertido, ameno y no sirve para nada jajaja




Mayor sorpresa del 2017

Para elegir este libro no he dudado ni un segundo. Mi mayor sorpresa del 2017 fue Mentirosa de Justine Larbalestier es una reseña que tengo muy pendiente y un libro del cual quiero hablarles muchísimo. Especialmente porque Micah, su protagonista, introduce al lector en un vaivén de verdades y mentiras espectaculares, tanto que al final te deja con una sonrisa bobalicona porque no sabes si lo que te ha contado es verdad o mentiras.

Resultado de imagen para mentirosa de justine larbalestier

Libro que más me impactó por la fuerza de su mensaje

Otra vez, si, otra vez menciono The Hate U Give en esta entrada. Angie Thomas no solo habla sobre el racismo en su libro debut, sino que va más allá, y como ya me explayé bastante en la reseña que hice sobre este MAGNIFICO libro los invito a que hagan clic aquí y vayan a leer la reseña.  


Autor favorito del 2017

Esta elección no la hice en base al autor que más leí en el 2017, sino en el autor que más género en mí, el autor que más influyó, por así decirlo. El premio es nada más y nada menos que para la genialidad Mark Twain. No voy a mentir diciéndoles que me leí todos sus libros, porque no fue así, este año solo leí Cartas desde la Tierra, pero desde finales del 2016 este señor ronda mi cabeza, así que me embargué en una investigación minuciosa sobre él, biografía, artículos, curiosidades y más.

¿Por qué digo que fue el autor que más influyó en mí?  Si hablamos sobre los libros que he leído de él es un autor que te obliga a sentarte y pensar, no te pide que vayas en contra de lo establecido, sino que seas capaz de sacar conclusiones por ti mismo y en base a eso ser. Tal vez se preguntarán por qué no elegí a Angie Thomas si El odio que das fue el libro que más impactó, pero ella toca un tema que yo ya conocía, ella solo me hizo reafirmar las razones por las cuales creo que debemos extinguir todo tipo de racismo y generalización, en cambio Twain generó en mi dudas, me hizo investigar, reafirmar y desechar. Espero este año leerlo a plenitud.

Resultado de imagen para mark twain

Mejor blog del 2017

Tranquilos, no están leyendo mal. Decidí que a medida que transcurre el año no solo te concentras en los libros que lees, sino que disfrutas leyendo las opiniones de otras personas sobre sus lecturas. Algunos recurren a Youtube y otros a blogger, sea como sea para mi se basó en dos blogs que disfruté a lo largo del 2017. Destacaron por tener reseñas sustanciosas, opiniones sólidas y una gran variedad de secciones en la cual deleitarte, pero más que todo me gustaron porque aprendí. No sólo son blogs en los que lees reseñas y una que otra cosa, sino que en cada entrada aprendes algo, ya sea una curiosidad sobre el libro o el autor, detalles de gramática y narrativa, entre otras cosas. Siempre hay algo, nunca sales con las manos vacías. Pero ya, sin extenderme tanto, se trata del blog de Laura en Paseando entre páginas y de Patt en Devoim

Gracias, chicas por tener blogs tan espectaculares y por ser maestras particulares sin darse cuenta jaja

                                   



  

Peor libro que leí

Jumper de Steven Gould fue el peor libro, no solo de este año, sino que lo añado a la lista general, lo clasifiqué para no ser tan mala, pero es un libro con el no quiero volver a toparme nunca. Sorry, Steven Gould.

Resultado de imagen para jumper steven



Mayor decepción

Podría decirles que fue La Reina Roja, pero algo salva a la historia de Victoria en ganarse esta distinción, pues solo obtienes decepciones cuando esperas demasiado, y como indiqué en la reseña que hice sobre La Reina Roja, yo no esperaba nada sobre él, simplemente quería entender todo el boom que estaba causando el libro. Sin embargo, el libro que se lleva esta distinción sí que esperaba demasiado y a medida que leía lo único que hacía era enojarme más y más. Madeline Miller, debo decirte que lo que odié lo hiciste con grandes personajes como Aquiles y Patroclo, me decepcionó lo que creaste.

Resultado de imagen para la cancion de aquiles




Y para ir finalizando, una vez más Goodreads tuvo la amabilidad de mostrarme mis estadísticas, mi año terminó así:








Mi media de clasificación no tuvo variación con el 2016, se mantuvo en 3.2. Logré completar mi reto de lectura (50 libros), un reto que creí que no iba a cumplir por el bloqueo lector que sufrí a mediados de año, un bloqueo al que debo agradecerle tanto *ataque de tos*. En fin, logré completarlo.  






¿A ustedes qué tal les fue? 
Gracias por llegar hasta aquí. ¡Nos leemos!