Reseña: Violet y Fich de Jennifer Niven

by - noviembre 09, 2016

Titulo: Violet y Finch
Titulo Original: All the bright places
Trilogia/Saga: No. Autoconclusivo.
Autor/a: Jennifer Niven
Editorial: Destino.
Páginas: 400

 ¡Violet está rota. Finch está roto. ¿Pueden dos mitades rotas reconstruirse? Esta es la historia de una chica que aprende a vivir de un chico que pretende morir; de dos jóvenes que se encuentran y dejan de contar los días para empezar a vivirlos.



Violet y Finch cuenta la historia de dos adolescentes que en términos simples están rotos. Él es el marginado de la escuela, el chico que siempre se mete en problemas, que hace estupideces constantemente y que tanto sus notas como su convivencia familiar son un asco. Violet es la chica popular que ya no es tan popular; desde el accidente automovilístico en el que murió su hermana Eleonor –del cual ella logró sobrevivir–  se resguardó en el dolor y los recuerdos, alejándose así de todo lo que le importaba.

Ambos coinciden por primera vez en la cornisa del campanario de la escuela. Ambos pensaban en el suicidio, en cómo se sentiría apagar sus vidas y terminar con el dolor. Las circunstancias (Finch) hacen que terminen juntos en un trabajo de clases que consiste en recorrer los lugares de interés de su estado.



«He aprendido que en este mundo existe el bien si te esfuerzas por encontrarlo. He aprendido que no todo el mundo es decepcionante, y en eso me incluyo a mí, y que un montículo de 383 metros puede parecer más alto que un campanario si te encuentras al lado de la persona adecuada.»

Intensa y cargada de mucha emoción. Violet Markey y Theodore Finch son dos personajes que básicamente no tienen nada en común, sin embargo su unión es casi armoniosa. La historia está narrada en primera persona y con dos puntos de vista: El de Violet y el de Finch. Son personajes imposibles de olvidar, en especial Finch, es un personaje que despierta tu interés desde el primer momento, no puedes simplemente verlo como un personaje más. Es gracioso, meditabundo, sarcástico en ocasiones y tremendamente peculiar. 

 «Escucha, durante una gran parte de mi vida me he visto etiquetado. Soy el friki. Soy el bicho raro. Soy el problemático. Inicio peleas. Decepciono a la gente. No hagas enfadar a Finch, hagas lo que hagas. Oh, ahí va ese de nuevo, con uno de sus raros estados de humor. Finche el Melancólico. Finch el Cabreado. Finch el Impredecible. Finch el Loco. Pero yo no soy una compilación de síntomas. No soy la víctima de unos padres de mierda y de una combinación de química de más mierda si cabe. No soy un problema. No soy un diagnóstico. No soy una enfermedad. No soy alguien a quien haya que rescatar. Soy una persona.» 


Al comienzo la historia es bastante lenta e incluso llegas a pensar que estás leyendo otra típica historia de dos chicos con problemas que al final terminan conociéndose muy bien y logran sanarse mutuamente. Aunque da esa impresión solo hace falta seguir leyendo para ver lo equivocado/a que estás.  Jennifer Niven no solo nos cuenta las vivencias de dos personas que una manera u otra desean morir, más allá de eso no habla de la importancia de nuestras acciones, de las repercusiones que las mismas pueden tener en los demás y de como se suele actuar ante lo desconocido, que es mejor atacar y destruir que aceptar que es diferente. 




«Sinceramente, Violet. No sé por qué no gusto a nadie." Mentira. Quiero decir que lo sé pero no lo sé. Siempre he sido diferente, pero para mí la diferencia es normal»


Asimismo, nos enseña lo transcendental que es aprender a dejar ir, tanto a las personas que lamentablemente ya no están con nosotros físicamente como todas esas cosas que nos hacen daño. Por otro lado, una de las cosas que me tomó por sorpresa fue conocer a Amanda Monk, Amanda es la chica popular de la escuela, la que todo lo tiene –vamos, que no es difícil imaginársela–, y sin embargo es la misma chica que va a un club de apoyo para personas que han intentado suicidarse. Eso fue muy ¿Qué? No es típico encontrarse personajes así.

«Conozco lo suficientemente bien la vida como para saber que no puedes contar con que las cosas permanezcan intactas e inmóviles, por mucho que te gustaría que así fuera. No puedes evitar que la gente muera. No puedes evitar que se marche. Ni siquiera uno mismo puede evitar marcharse.»

¡ESTE PÁRRAFO CONTIENE SPOILER!



El final del libro sinceramente me tomó por sorpresa, a pesar de todos los indicadores que había en la historia no pensé que fuera posible. El suicidio de Finch me dejó con mi mejor cara de póker, con esa sensación de ya va, qué parte me perdí, no entiendo. Desde que iba por la mitad del libro sabía que algo malo iba a pasar, tenía esa corazonada, pero nunca pensé en Finch. ¿Por qué no pensé que él pudiera quitarse la vida? Porque a pesar de que era un chico que pensaba mucho en el suicido cuando conoció a Violet en él se notaba como flotaba la vida, como se esforzaba por ser mejor, «por mantenerse despierto» como las ganas de vivir por esa chica eran más fuertes que morir. 


De manera que el final no me gustó para nada, lo sentí algo rebuscado, esa es la razón por la cual le doy 4 estrellas. Restándole importancia a esto último es un libro que disfrute leyendo y que recomiendo mucho. No se van a encontrar con una historia más del montón.   

«Eres todos los colores en uno, con su máxima intensidad»


   

You May Also Like

0 comentarios