Reseña: Heima es hogar en islandés de Laia Soler.

by - noviembre 26, 2016




Título: Heima es hogar en islandés.
Autor: Laia Soler.
Saga/Trilogía: No. Autoconclusivo.
Páginas: 360
Fecha de publicación: Febrero 2015. 

¿Puede estar tu hogar a miles de kilómetros de casa?Ver la vida en blanco y negro no es divertido. Laura padece una extraña enfermedad que le impide apreciar los colores, pero si últimamente su vida es gris no es solo porque sufre acromatopsia. Acaba de romper con su novio y sus padres no dejan de pelearse tras el divorcio. Por eso, decide alejarse de todo y toma el primer avión que sale del aeropuerto. El destino la lleva hasta Reikiavik, Islandia. Allí conoce al simpático Orri, quien le propone emprender un viaje para recorrer el país con él y su no tan simpático amigo Guðjon. Quizá no sea una idea sensata, pero no es que Islandia ofrezca muchas opciones a una chica que se ha escapado de casa. Lo que Laura nunca podría sospechar es que los dos islandeses esconden un secreto imposible de creer, incluso para alguien como ella, y que ese viaje la cambiará para siempre.

Opinión Personal


Me da mucha risa la ironía que existe en los libros, específicamente cuando se trata de sinopsis. Hay sinopsis que te enloquecen, que son tan magistrales que no pierdes ni un segundo en comenzar a leer ese libro, casi siempre van de la mano con la historia que esconden dentro de sus páginas, ¿pero qué pasa cuando no es así?, ¿qué pasa cuando su sinopsis te atrapa pero en lugar de encontrarte con una gran historia te encuentras con un reverendo fiasco? Pues sí, sabes de lo que hablo, sé que te ha pasado, y también sé que te ha ocurrido todo lo contrario. Sencillamente hay sinopsis que no le hacen justicia a la historia. 


Y es justamente eso lo que sucede con Heima es hogar en islandés, su sinopsis no le hace justicia, y no digo que este mal, sólo que no representa la gran historia que esconde. Plataforma Neo fue un poco cruel con nosotros, o por lo menos conmigo, ¿por qué? Porque a este libro debían colocarle un enunciado especial, algo así como: ¿Estás preparado para que te destruyan el corazón en 360 hojas? Sí, porque eso fue exactamente lo que hizo este libro, destruirme el corazón, quienes me siguen en Goodreads saben lo intensa que fui al respecto. 

La vida está hecha de elecciones, de decisiones habitualmente disfrazadas de banalidad (...) Nadie te avisa de que te encuentras en un cruce que marcará tu vida, así que no eres capaz de valorar todo lo que comporta tu elección 
Pero bien, voy a hablarles de este libro, y si, hablarles, porque no creo que pueda hacer una reseña decente o por lo menos objetiva, no puedo hacerlo porque este libro me revolvió los sentimientos, me puso la piel de gallina y me hizo llorar a corazón abierto; con todo esto por delante no creo que pueda ser muy equitativa, pues bien saben que los sentimientos nublan la imparcialidad. 


Heima es hogar en islandés nos cuenta la historia de Laura, una chica de diecinueve años que decide huir de casa porque los problemas con sus padres ya son intolerables; ambos están en proceso de divorcio y la utilizan a ella como escudo en sus inconvenientes, pero no es todo, Laura también lidia con la ruptura con su novio, una relación que no concluyó en términos agradables, especialmente para ella. Es por ello que Laura decide hacer una maleta con lo esencial, robar algo de dinero de la tarjeta de crédito de su padre e irse al aeropuerto en busca de un vuelo que la llevase a algún lugar, no importa donde, lo único que importa es que pueda marcharse de tanto caos. Las casualidades de la vida la llevan a Reikiavik, Islandia, ahí conocerá a Orri, un simpático islandés que la invita a ser partícipe del viaje que emprende junto a su amigo Guðjon por toda la isla. Laura acepta sin pensarlo mucho, lo que desconoce es que ese viaje le cambiará la vida por completo.

Sé que el amor no es algo mágico que puede con todas las barreras y obstáculos de la vida, pero la voluntad si lo es. Cuando uno lucha por algo con todo su cuerpo y su corazón, no hay barreras que no se puedan derribar.

Llegué a este libro debido a lo mucho que disfrute Los días que nos separan, el primer libro de esta autora. Su prosa me cautivó y me animé con otro libro de ella, en un principio la sinopsis no me llamó mucho la atención, pero decidí darle una oportunidad y no me arrepiento. 

Quizás el mundo nos revelaría todos sus secretos si fuéramos capaces de abrir los ojos. 

Últimamente en la literatura juvenil se está usando mucho eso de los Road Trip o viaje en carro y este libro no es precisamente la excepción. Laia Soler decide mostrarnos Islandia a través de este viaje, una isla que pese a ser pequeña es tremendamente exótica y cautivamente, la autora nos describe de una forma muy amena y detallada todos los paisajes de este pequeño país y nos hace entender que aunque no sea una maravilla arquitectónicamente hablando, culturalmente es muy rica y extravagante. Tanto, que después de leerlo quieres irte para Islandia.

Su prosa es agradable y divertida, la historia se encuentra narrada en primera persona por Laura y está divida en tres partes. Cada capítulo recibe un nombre en islandés (lo que significa impronunciable) que hacen referencia a esculturas, paisajes, leyendas y denominaciones comunes según fuera el lugar donde estaban. Este detalle me gustó mucho, porque aunque sólo pude pronunciar: Sólfar, Laugarvatn, Barnafoss, Atlavík y Heima, fue gratificante descubrir el significado–más allá de una simple traducción– de las palabras que allí se nombraban. 

La trama al comienzo es un poquito lenta pero eso no le quita lo amena y lo envolvente que es, tanto sus personajes como los descubrimientos que vamos haciendo junto a Laura hacen que esa lentitud sea casi imperceptible. Una de las cosas que tengo que destacar es el giro argumental que da esta historia, de pronto todo se convierte en un remolino de sensaciones, en un vaivén de sentimientos que se vuelven algo contradictorios y no sabes exactamente qué sentir. Me encantó lo que hizo Laia con la trama, amé esa unión de fantasía y realidad que le dio, hizo que armonizaran a la perfección, que fueran reales y se sintieran como tal. Un detalle que no me gustó tanto fue el hecho de la escasez de diálogos, habían escenas que querrían un dialogo más abierto. 


Si algo había aprendido durante aquellos últimos días es que no se puede confiar en el tiempo, porque nunca sabes cuándo va a quedarse vacío tu reloj de arena.


¡Sus personajes! Aquí si me voy a extender bastante, les advierto.


Debería empezar con Laura, porque ¡duh! Laura es la protagonista, pero no. Los que han leído el libro saben bien con quien voy a empezar porque él es el foco de esta historia sin ser el protagonista.   

Orri. Mi amado Orri. Orri es uno de los personajes que más me ha gustado no sólo en esta historia, sino en general. Orri desprende vitalidad, simpatía y optimismo, es uno de esos personajes que te llega a lo más profundo del corazón y que desearías tener en tu vida. Yo creo que todo el mundo merece tener a un Orri en su vida, ya sea como novio, como amigo o como hermano. Si ya tienes un Orri en tu vida no lo dejes ir nuncaOrri es un galán, así de simple; sin embargo, en él no está mal, en él no se ve pedante ni egocéntrico, en él se ve...normal, natural, y ese detalle fue algo que me gustó bastante, aparte de que es un chico muy entregado y que valora mucho la amistad. 

Guðjon, John por cariño –y por la imposibilidad de Laura en pronunciar su nombre–, es una caja de sorpresas, es un personaje que en un principio se muestra malhumorado, solitario y con un aura muy depresiva, pero a medida que avanza la historia y que entendemos la razón por la cual se está comportando así vamos entendiendo y descubriendo su verdadera personalidad. John me encantó como personaje, tiene sentimientos muy reales y es fácil tomarle cariño.  

–Pero… ¿tú no habías estudiado Literatura en la universidad?–Sí, ¿y qué?–¿Por qué ibas a querer trabajar de pescador?–¿Y por qué iba a querer trabajar de profesor o de crítico literario o de cualquier otra cosa?–Pues porque has estudiado para serlo.–No –dijo John, cortante–. He estudiado para aprender.


Laura. Laura es un personaje que podría pasar como normal y es algo que me gusta, es una chica muy corriente –si dejamos a un lado que sufre de acromatopsia–. Simpaticé mucho con Laura a pesar de que en ocasiones me sacó bastante de quicio, tenía unas arrancadas de niña pequeña y malcriada que me provocaba matarla. No obstante, vemos su evolución al final del libro y es gratificante. 


Para ir finalizando,  puedo decir que es un libro que me encantó, lo disfruté mucho y lo volvería a releer cuantas veces sea posible. Es una historia que tiene magia y la pluma de Laia la convirtió en algo realmente sublime. 

*ATENCIÓN, LOS PÁRRAFOS A CONTINUACIÓN CONTIENEN SPOILER* 

La relación entre John y Laura fue algo que amé demasiado, fue un tanto precipitada pero era básicamente inevitable que no estuvieran juntos. Por un momento pensé que Laura lo iba a arruinar y si lo hacía me iba a dar un ataque. También me hubiera gustado saber un poco más de Auður, no sé esta chica me llamó la atención. 

Cuando quedó aclarado eso de que Orri era el Fylgja, les juró que grité, que sentí como se me partía el alma, él no podía ser. Yo no quería que fuera él, tampoco Guðjon claro, pero no que fuera él. Ahí caí en la cuenta de lo bien que nos engañó Orri y como todo empezaba a encajar: las auras de Auður y Guðjon y el hecho de que él le había dicho a Laura de que sus amigos estaban así porque habían perdido a un amigo, un amigo que él no conocía. ¡Una parte de mi te odia por eso Orri, te odia de verdad!

Cuando hablaba de que este libro me hizo llorar mucho es que realmente lo hizo. Cuando ya me quedaban menos de treinta paginas para finalizar y que sabía que el fin de Orri se acercaba me encerré en mi cuarto a leer esas ultimas treinta páginas y créanme que lloré como no había llorado este año. Esta historia me revolvió lo sentimientos y me hizo recordar cosas que había guardado en un cajón como delicadas. Por un segundo deseé tener un lífsandi y poder regalarle algo de tiempo a una persona especial, sólo algo de tiempo para decirle lo importante que era para mí y para despedirme con algo más que un simple «Chao», porque fue lo último que le dije, porque nunca pensé que ese adiós iba a ser tan literal. 

«– ¿Has perdido a alguien cercano?
 […] 
–No. 
[…] 
–Entonces cállate, Laura.»

Esa frase que le dice John a Laura, podría pasar por simple y lo es de acuerdo, lo es, pero a mí me llegó tanto que me dejó realmente pensativa. Todos esos pensamientos sobre la muerte y si era egoísta o no, me impactó mucho porque entendía a Jonh yo sí sabía lo que era perder a alguien. Me sentía identificada. 

*FIN DEL SPOILER*



Prefiero perderte ahora que no haberte conocido.

Necesitaba desahogarme con este libro, necesitaba escribir todo lo que sentía al respecto para ver si este sentimiento de vacío se me pasaba. (Este libro me causó mi primera resaca literaria) Así que una vez más, amé con todas mis fuerzas este libro, no le encontré fallos, seguramente los tiene, lo sé, pero en este momento los sentimientos pueden más. 

Con este libro Laia se mete en mi lista de autores a tomar en cuenta con cada publicación, no contenta con ello, Heima es hogar en islandés se cuela en mi lista de TOP 5: 2016 y así de ambiciosa es, que también entra en mi lista de los mejores libros que he leído. 

Esto último me causa un poquito de gracia, porque por estas fechas el año pasado entró a esta lista READY PLAYER ONE de Ernest Cline, de manera que puedo decir que un año después se suma otro libro a la lista, una lista que todavía no llega a diez. 

Cuando pienso en este libro pienso esa famosa frase de Bajo la misma estrella: «Sería un privilegio que me rompieras el corazón.» Fue un placer y un privilegio Laia que me rompieras el corazón de esta manera. 

Y ya para dejar tanta habladuría LEAN ESTE LIBRO, ¡LOS OBLIGO A QUE LO LEAN! 


¡PUNTUACIÓN! 

5 WORLD MAP: 

     



You May Also Like

0 comentarios