Reseña: Desconexión de Neal Shusterman ( Unwind # 1)

by - febrero 24, 2017



Título: Desconexión
Título original: Unwind
Autor: Neal Shusterman
Trilogía: Sí. |1. Desconexión | 2. Reconexión | 3. Inconexión | 
Páginas: 416
Fecha de publicación: Noviembre de 2007 

¿Qué harías si decidieran desconectarte? Connor, Risa y Lev tal vez consigan escapar... pero ¿sobrevivirán? Tres vidas distintas. Una ley implacable. Un único final. Solo si llegan a los dieciocho podrán evitarlo. La Segunda Guerra Civil de Estados Unidos, también conocida como "Guerra Interna", fue un conflicto prolongado y sangriento que concluyó con una resolución escalofriante: la vida humana se considerará inviolable desde el momento de la concepción hasta que el niño cumpla los trece años; entre los trece y los dieciocho años de edad, sin embargo, los padres pueden decidir “abortar” a su hijo de modo retroactivo... con la condición de que el hijo, desde un punto de vista técnico, no muera. Al proceso por el cual se acaba con él al mismo tiempo que se le conserva con vida se le llama “desconexión”. Actualmente, la desconexión es una práctica frecuente y socialmente aceptada. 
Opinión Personal

Siendo completamente sincera no sé bien cómo reseñar este libro. No tengo ni una hora de haberlo terminado y el revuelo que ha causado en mí ha sido tanto que no sé bien cómo definirlo, pero...haré el intento.

Comenzaré con lo primordial, «Desconexión» es la primera entrega de una trilogía distópica. Neal Shusterman nos sitúa en Estados Unidos muchísimos años después de una guerra entre dos facciones: Los Pro-vida y Los Pro- libre elección, los primeros defendían el derecho a la vida y al respeto sobre la misma, los segundos, acotaban que cada quien podía elegir qué hacer respecto al futuro individuo que crecería a su lado. 

Si, el eterno dilema de apoyar o no apoyar el aborto.

Luego de varios conflictos, manifestaciones y juicios, se llegó a un punto de inflexión: El Tratado Vital. Éste consistía en un conjunto de enmiendas que favorecía a ambos facciones o ejércitos. El tratado establecía que la vida humana era inviolable desde el momento de su concepción hasta que el niño o niña cumpliera la edad de trece años, a partir de ese periodo los padres podían optar por «abortar» a su hijo mediante un método que denominaron: desconexión.    

La desconexión es un procedimiento de aborto retroactivo, es decir, se busca preservar la vida humana mediante...básicamente desmembrar a los adolescentes que no demuestren que su vida pueda ser útil y provechosa a la sociedad – o que se metan en tantos líos que sus padres no los soporten–, y una vez «desconectados» sus órganos son ofrecidos al mejor postor. Fin. 

Vale si, un poco rápido y sin tapujos, pero es que no hay otra manera de adornar esta historia. En líneas generales, ¿tuviste un accidente y tienen que amputarte el brazo?  ¡Ya no es necesario que esperes por una prótesis! El brazo de algún desconectado saludable, suplantará el que ya perdiste, y lo que es mejor, no presentara problemas en su uso.

¿Suena fatal, verdad? ¡Horrible! Lamento no poder hacerlo agradable o ameno, pero cómo rayos haces agradable esto.



«Hasta los sueños buenos resultan malos, pues al concluir le recuerdan a uno la bajeza de la realidad».


En este mundo Neal nos presenta a nuestros protagonistas: Connor, Risa y Lev. Los tres están a punto  de ser desconectados, pero una hilera de acontecimientos hace que las cosas se salgan de control, ofreciéndoles una nueva oportunidad de vivir, de luchar hasta el final. Solo tienen que sobrevivir hasta los dieciocho años.

Desde el primer momento supe que tenía ante mí una historia inusual, una distopía  que planteaba una trama que saltaba lo convencional y que, sin duda alguna, apostaba a lo alto.  No puedo alegar que fue un libro que me robó el aliento o que me hizo delirar de perfección, porque no fue así, pero tampoco puedo asegurar que es una historia patética. Al igual que la historia voy a ser un poco inusual mi opinión esta vez ya que voy a dividirlo en dos partes: Lo bueno y lo malo.

Lo bueno:

1. Neal nos presenta una trama interesante. Un desarrollo impresionante e incluso macabro. La idea de que al cumplir los trece años tus padres puedan deshacerse de ti y enviarte a un centro donde se encarguen de acabar contigo sin quitarte la vida de un todo es escalofriante. Porque realmente no te matan, estas vivo, solo que en partes...¡es un poquito complicado, lo admito! 

Tan sólo tomen un segundo y piénsenlo. Que cada parte útil de tu cuerpo pueda ser utilizado en otra persona: una oreja, tu mano derecha, tu hígado, quizá tu pulmón, incluso tus ojos, y que esa parte de ti aun tenga vida, como dije, no estás muerto...sólo esparcido por el mundo. Tu cuerpo aun tiene memoria, aunque no logre acoplar los recuerdos. 

Es asqueroso, macabro, horripilante y cualquier otro adjetivo que se adapte. Pero vamos, logra el objetivo principal: mantenerte enganchado, hacer que continúes leyendo porque quieres saber cómo va a continuar tanto desborde de locura.

     2. Es una historia juvenil, pero llegado a cierto punto, nos plantea situaciones con un deje profundo que incluso como lector te hacen pensar.

     3. Tiene un ritmo trepidante y como he mencionado anteriormente, te mantienes pegado a la historia, además que cuenta con una narración  carente de pesadez. 
  
     Lo malo:

   1Su narración. Con este detalle tuve serios problemas desde el primer momento. «Desconexión» cuenta con un narrador omnipresente, éste nos va detallando el desarrollo de la historia a través de varios capítulos desde el punto de vista de algunos personajes –principalmente Connor, Risa y Lev, pero no son los únicos–. Mi problema reside en el hecho de que tenemos un narrador plano, un narrador que carece de emoción, que no ahonda en las descripciones de ningún tipo, sencillamente se dedica a darnos una vista simple y rápida de lo que acontece. No tiene buena prosa, es muy banal. Asimismo,  tampoco hace hincapié o no se dedica a marcar diferencias sutiles en los pensamientos de los personajes.

     Es como cuando pides una dirección. Siempre habrá alguien que te ofrezca una explicación detallada pero no abrumadora y quien te de un tan simple y  carente de norte que tienes que volver a preguntar que dirección tomar.

2.  Sus personajes. Aquí me voy a ayudar mucho con el punto anterior pues pienso que se dan de la mano muy bien. El hecho de que tengamos un narrador tan deficiente afecta también a sus personajes,  éste nos da una mirada rápida en la vida de estos personajes, no se permite ser descriptivo ni profundizarse en sus sentimientos, pensamientos o vivencias. Sencillamente llega, nos dice que Connor se cayó de la motocicleta, lo llevaron al hospital y ya, por ejemplo. No nos empapa de ellos, no nos permite sentirlos reales, todo lo contrario, le ofrece ese tinte infantil, inmaduro e inconsciente.  Al mismo tiempo son personajes planos, personajes que no son interesantes y que no tienen nada nuevo o bueno que contarte, podría sacar del paquete a Lev pues en él se ve un cambio significativo y sin embargo...me permito dudar.

En este punto pienso que fue muy desventajoso para el autor elegir un narrador omnipresente, no porque este malo usarlo, sino que él no supo hacerlo. Estoy casi segura que si hubiera optado por narrar en primera persona  le hubiera dedicado más tiempo a sus personajes, habría podido construirlos mejor, hacerlos más sólidos y creíbles.

     3. Ausencia de explicaciones. Otro detalle con el que he chocado una barbaridad. Neal da por supuesto que como lectores somos el narrador de su historia, que conocemos cada detalle a la perfección, y qué creen, no es así. No tienen idea del choque terrible que tuve con este aspecto debido a la falta de explicaciones. Hay demasiados vacíos que uno como lector no puede llenar y que él como escritor no te ayuda a llenar. Me explico:

    Hay una parte donde se habla de los Aplaudidores. Nos da un nombre y una acción tan simple como aplaudir que desencadena el caos. No te explica quiénes son ni qué hacen para causar tanto pánico, simplemente te deja ahí, a la deriva. Y es casi llegando al final de la historia que te dice más o menos de que va la cosa.
     

     
     Para poner un ejemplo más claro:

    (Calma, no haré spoiler, así que tranquilícense) Quienes hayan leído el libro sabrán de qué hablo sin necesidad de ser explicita.
    
    Lev. Hay un punto en su travesía que desconocemos. Él simplemente se marcha con dos compañeros y luego aparece en la Cosechadora con un plan que seguir. No sabemos cómo llegó hasta ahí, quién está detrás de todo esto y cómo hicieron posible su cambio. Una vez más, el autor no se molesta en explicarlo, da por supuesto que ya lo sabemos. Y si, si, sé que pueden decir que es para mantener la tensión y la intriga pero no, se nota que es un tema que va a quedar ahí, y el autor sigue con la historia como si nada, sencillamente un vacío, y así como ese, muchos.

No sabría especificarles si el libro me gustó o no me gustó, los puntos negativos pesan más que los positivos pero no podría catalogarlo como lo peor que he leído. Creo que no sé cómo clasificarlo y mucho menos donde colocarlo, sencillamente no sé qué hacer con este libro.


Como siempre, los invito a leerlo y si ya lo han hecho me gustaría saber que piensan al respecto. 

CLASIFICACIÓN: 2 WORLD MAP 

  



You May Also Like

1 comentarios

  1. Vaya, qué decepción, la trama tenía una pinta estupenda, pero me echa para atrás lo de la falta de expresividad del narrador y el problema con los personajes :/

    ResponderEliminar