#Puntossobrelasíes: ¿Realmente se lee por moda o es sólo un término que nos inventamos?

by - marzo 18, 2017

¡Hola, hola! Espero que como siempre, se encuentren muy muy bien.

Hoy quiero compartir con ustedes otras de mis cavilaciones respecto a este mundillo literario que tanto me encanta. Debo ser sincera y decir que una vez más Instagram ha sido mi detonante, por decirlo de alguna manera, y al igual que mi entrada de: ¿Ser lectores nos da derecho a desestimar a quienes no leen? Ha sido una imagen la razón de mis pensamientos.

Esta:



Sé que se estarán preguntando qué tiene de malo la imagen, y no, no tiene absolutamente nada de malo, todo lo contrario, la subí a mi Instagram porque me gusta bastante, pero luego de subirla me quedé analizándola y ese: «No lee por moda» me hizo ruido. Aclaro que –obviamente– no es la primera vez que escucho o leo dicha frase, no obstante, esta vez algo en mí hizo clic.

 Instagram y su influencia.

Después de haberla compartido me pasé todo el santo día pensando en esto y luego de muchas anotaciones en un cuaderno, preguntas, respuestas, afirmaciones tontas y otras no tan tontas llegué a la siguiente pregunta: ¿Realmente se lee por moda? Parece una pregunta sencilla pero si te centras en ella a fondo descubres que es todo lo opuesto, de ella nacen muchas directrices y vertientes.

Para empezar, la Real Academia Española define moda como «Uso, modo o costumbre que está en boga durante algún tiempo, o en determinado país». Básicamente es algo que en determinando momento goza de bastante aceptación por parte del público, y a su vez, algo que a largo o a corto plazo será efímero.

Siguiendo esta línea de ideas no logró conjugar la «moda» con los «libros», es decir: no creo que dicho término se aplique a los libros.

¿Por qué no lo hago? Porque sencillamente no concibo la idea de que alguien se anime a leer un libro de doscientas o trescientas páginas sencillamente porque está de moda o porque tiene bastante aceptación, o mejor dicho: porque NOSOTROS hemos colocado determinado libro en lo más alto de las ventas y ha sido tan exitoso que ha saltado de nuestra esfera.

Ese «Solo lees por moda» en este momento no entra en mi cabeza, no solo por el punto que mencione anteriormente, sino que a ti como persona te gusta leer o no te gusta leer, sin tanta floritura ni delicadeza. Simple, sencillo y directo: ¿Te gusta o no te gusta?

Es algo que no puede ser trending y convertirse en moda. Leer no es eso, no es como si tú dijeras: ¡Oh, mira, esa camisa es bonita y además, está de moda, me la voy a comprar! Créanme que con un libro no sucede eso.

Y es que solo piénsenlo chicos, si fuera cuestión de marcar un hito, de prevalencia  y de contar con un gran sequito de personas encargadas de convertirlo en algo perdurable: ¿cuántos clásicos ya no hubiéramos devorado? Incluso a muchos de nosotros que somos lectores nos cuesta seguirle el ritmo a grandes obras, entonces ¿qué les hace pensar que se lee por moda?

Y si no me creen les voy a colocar otro ejemplo más sencillo y actual: 



¿Quién no ha escuchado sobre esta famosa serie de HBO? Sé que tú, si tú, has escuchado sobre ella, y por qué no, tal vez hasta seas fans y te has visto todas las temporadas, pero... ¿has leído los libros? Voy a asumir que de diez personas que aman la serie de HBO sólo cuatro se han llevado a cuestas los libros de George R.R Martin.



(Me incluyo en este segundo grupo. Vale que sí, que los libros intimidan un poco, pero déjenme decirle que vale las páginas)

Adonde quiero llegar con este ejemplo es que Juego de Tronos es una serie que actualmente está gozando de una fama estratosférica, que gran parte de la población está delirando con ella y que, podríamos decirlo, es lo trending, está de moda, y con mucha razón. No obstante, sé que muchos de los fans de esta serie no han leído los libros, no lo han hecho porque no les gusta leer o porque el tamaño de estos libros los intimidan, sea como sea, no los han leído, ¿lo ven, que no se lee  precisamente por moda?


¡Pero calma pueblo! Qué ya me hago una idea de lo que están pensando.

  •      Ustedes: Ajá, ¿pero qué me dices de todos esos pseudo-lectores que han nacido por el furor que causaron libros como Cincuenta Sombras de Grey, Bajo la misma Estrella, Divergente, entre otros.


Respecto a eso les diré algo: Normalmente cuando decimos ese «Lees por moda» lo aplicamos para personas que no son lectores asiduos o para lectores monotemáticos. Quiero que me presten atención con esto último.

Hay personas que se embargan en la aventura de leer determinado libro por tres razones:

      1. Gracias al hype de las editoriales. Ya sabes, esos libros que ves hasta en la sopa.

     2. Para tener otra visión o conocer más sobre determinada serie, película u obra de teatro basado en un libro.

     3. Porque nosotros como lectores hemos disfrutado tanto de una historia que logramos que dicho libro saltara de nuestra esfera literaria.

En defensa de todas esas personas diré que no están leyendo por «moda», están leyendo para matar su curiosidad. Y es que si, muchas de esas personas son lectores fugaces, lectores que leen el libro porque salió la película o la serie, básicamente quieren saciar su sed de conocimiento respecto al tema, su yo fangirl; y son esas mismas personas las que no vuelven a tocar un libro en un largo tiempo. Así que no, no es moda, es curiosidad.
Luego están los lectores monotemáticos.

Llegué a la conclusión de que solemos confundir a estos lectores con personas que leen ocasionalmente y que además, le apoderamos el mal término de «lees por moda». Por si alguien no lo sabe, un lector monotemático es aquel que se enfrasca en un solo género, es decir, rara vez se permite leer algo que este fuera de su zona de confort.  

El género juvenil es un género que está marcando tendencia en el mundo literario, eso nadie lo puede negar, las editoriales están apostando por todas las obras enmarcadas en lo juvenil y todos sus subgéneros, y es aquí cuando el lector monotemático, el género juvenil y un término mal aplicado se convierten en uno.

Género Juvenil + Lector Monotemático = Lees por moda.

Es una suma completamente absurda, lo es porque estas personas tienen una dádiva: son lectores por elección, porque les gusta, sin importar el género por el que se incline.

Con esto no digo que no haya libros que estén de moda, por supuesto que los hay y principalmente son libros juveniles. Libros que se lo merezcan o no están en lo más alto de las ventas, pero quiero dejar claro que desde mi punto de vista: HAY LIBRO QUE ESTÁN DE MODA, pero que NO SE LEE POR MODA.

No sé si logran percibir la línea divisoria que he pintado, lo que quiero hacerles ver es que usamos mal el termino de lees por moda, porque nadie se convierte en lector por moda. Siempre he pensado que ser lector es algo que nace contigo, ya sea que lo descubras a temprana edad o no, por un libro que está de moda o no, ya es algo que tenías dentro de ti, oculto o a la vista, pero tuyo desde siempre. Cuando no eres lector, mira, ni porque te pinten el universo que quieras vas a convertir la lectura en tu estilo de vida, y mucho menos si es por «moda»

Ahora bien, supongamos que yo estoy loca, que nada de lo que he escrito hasta ahora tiene sentido, que es un absurdo y demás, pero de ser así, de estar equivocada y de apoyar ese «Si leen por moda», me vuelvo a hacer otra pregunta: ¿Leer por moda puede traernos beneficios?

Vale, que todavía no incendien nada ni me tiren tomates, déjenme explicarme.

Le voy a poner un ejemplo, quizá no sea la mejor dando ejemplos pero me gusta. Más que un ejemplo va a ser una anécdota propia.

Desde pequeña me ha gustado leer, es algo que sabía sin necesidad de corroborarlo diariamente, era una pasión que nació conmigo y que no necesitaba que nadie me lo dijera, yo lo sabía. Me gustaba leer, era lo mío. Sin embargo, no crecí en un entorno literario amplio, es más, es mi casa si leían (leen) el periódico era (es) mucho, tampoco tenía un vecino, tío, amigo o alguien que me introdujera en este mundo, era algo que sabía y que hice relativamente sola, y si, digo relativamente porque no comencé a leer habitualmente hasta que una saga me lanzó de lleno a este mundo, encendió mi apetito por degustarme de letras que me llevaran a mundos distantes o tan cercarnos que me erizaran la piel. ¿Quieren saber que saga fue?



Si, ya me imagino la cara de horror de algunos, ¿pero saben algo? No me da pena decir que en su momento disfruté muchísimos estos libros –solo como dato interesante quiero decir que nunca estuve enamorada de Edward, lo mío era más con Jacob. – e incluso uno de los primeros libros en físico que tuve fueron de esta saga.

Claro, ahora, mucho tiempo después me doy cuenta de los fallos que tiene esta historia y aunque no sean mis libros favoritos ni los que menciono constante, les debo un gracias infinito porque fueron esos cuatro libros los que se convirtieron en mi propio puente. Fueron ellos los que me hicieron cruzar a un mundo que ya habitaba en mí pero al que no sabía cómo llegar.

Desde entonces he leído desde clásicos e históricos hasta libros infantiles, tengo un repertorio de historias que me han crecido conmigo y me hacen ser, de alguna manera u otra, quien soy.  Así que sí, yo leí Crespúsculo cuando era un ¡boom! Cuando todos hablaban de los vampiros, y no me arrepiento ni me da pena, no lo hago porque fue un puente. Así que si, les guste o no, leer por moda puede ser beneficioso si despierta en ti el apetito necesario para embargarte en una gran aventura.

Quiero dejar plasmado un solo mensaje para  dos receptores: «Los que leen por moda» y a quienes «No le gustan los que leen por moda»  

Está bien lo que quieras leer, ya sea por moda o no, siempre y cuando estos libros se conviertan en puentes que te guíen a este mundo cargado de perlas y tesoros literarios. De forma que no, no creo que se pueda leer por moda, que es un término que nos hemos inventado.

¡Pero mira como me extendí!

Antes de irme, dos cosas, o bueno, tres.

1. Quiero conocer su opinión sobre el tema. Sin miedo y con gusto dejen lo que piensen en los comentarios, siempre y cuando sea respetuosamente.
2. ¿Qué les parece si abro una sección en el blog donde semanalmente deje entradas hablando sobre temas relacionados sobre nosotros como comunidad lectora?
3. ¿Tienen algún tema en mente y les gustaría que lo desarrollara aquí en el blog? Pues no duden en dejarlo en los comentarios o hacérmelo saber por mi Instagram.


Y ahora sí, bye, bye. Nos leemos pronto! 


You May Also Like

2 comentarios

  1. Estaba pensando que mas que lector de moda, es el libro que esta en moda, ya se lo merezca o no (personalmente hablando) ya es otro tema. Y justo lei esas mismas palabras tuyas XD.
    Yo tengo la suerte de no haber sido catalogada asi, como vivo en Chile, un pais de pobre porcentaje de "lectores" (independiente que en ferias haya cientos y cientos de gente, somos pocos), más bien la gente me mira con asombro y dicen "te gusta leer? como puede leer tanto?". En palabras cortas, soy para ellos un especimen a punto de extincion XD. Y claro, otro asunto que paso, más familiarmente, es como mi madre se queja de que regrese a casa con más libros cuando mi TBR supera los 60 libros... pero bueno!! eso es otro tema!! XD

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero cómo escribes entradas tan interesante? Respondiendo a una de tus preguntas: sí, quiero más entradas de este estilo. Y temas que podrías tratar...¿hay más autores que autoras? ¿Los traductores están muy invisibilizados? ¿Qué es una protagonista fuerte e independiente? Por ejemplo.
    Ahora sí, yendo a comentar la entrada:
    ¡Qué tema más interesante!
    Había visto el concepto, pero nunca me había parado a pensar detenidamente en ello. Para mí "leer por moda" es leer únicamente libros que están de moda, es decir, sin criterio propio, simplemente leyendo lo que está de moda en cada momento. Aunque todo lo que analizas está muy bien.
    Por cierto, me ha parecido curioso el dato que nos das de Juego de tronos, vaya, yo pensaba que habría mucha más gente que leer el libro :O

    Un saludo,
    Laura.

    ResponderEliminar